Según estimaciones, alrededor de uno de cada 1,000 niños en España se ve afectado por alguna forma de enfermedad reumática

LIRE participará en la Jorndada sobre celebrará en la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao e próximo 16 de marzo

Jornada_Familias_Bilbao

LIRE participará en la Jornada que se celebrará el 16 de marzo en la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao

El 18 de marzo se celebra el «Día Mundial de las Enfermedades Reumáticas de la Juventud», una fecha que tiene como objetivo concienciar sobre las enfermedades reumáticas que afectan a los niños y jóvenes en todo el mundo y promover su diagnóstico precoz, tratamiento y apoyo para los jóvenes afectados y sus familias. En España, cuando hablamos de enfermedades reumáticas, a menudo imaginamos a personas mayores lidiando con dolores articulares y rigidez. Sin embargo, lo que puede sorprender a muchos es que estos problemas de salud no discriminan por edad y pueden afectar también a los más jóvenes de nuestra sociedad.

Según estimaciones, alrededor de uno de cada 1,000 niños en España se ve afectado por alguna forma de enfermedad reumática.

Entre las enfermedades reumáticas más comunes que afectan a los niños españoles se encuentra la artritis idiopática juvenil (AIJ). Esta enfermedad, aunque más conocida por afectar a adultos, es la patología reumática más frecuente en la infancia, especialmente entre las niñas. La AIJ es una enfermedad crónica que puede variar en severidad, desde casos leves hasta formas más graves que requieren un tratamiento intensivo y constante.

Otra enfermedad que puede impactar significativamente la vida de los niños es el lupus eritematoso sistémico. Aunque menos común que la AIJ en niños, el lupus afecta más a niñas que a niños, con una proporción de cinco a uno. Esta enfermedad autoinmune puede afectar diversos órganos y sistemas del cuerpo, lo que supone un desafío adicional para los niños y sus familias.

Además, enfermedades como la acrodermatitis y la esclerodermia también pueden manifestarse en la infancia, presentando complicaciones únicas y desafiantes para su diagnóstico y tratamiento.

Es importante tener en cuenta que estas enfermedades no afectan a todos por igual. Las diferencias de género juegan un papel crucial en su incidencia y manifestaciones clínicas. Por ejemplo, la AIJ tiende a afectar más a las niñas, mientras que el lupus muestra una mayor prevalencia en el género femenino.

Aunque las enfermedades reumáticas en niños pueden pasar desapercibidas, su impacto no es menos significativo. Es esencial aumentar la conciencia sobre estas condiciones, fomentar la investigación y garantizar un acceso adecuado a la atención médica para mejorar la calidad de vida de los niños afectados y sus familias.